DÉCADA DE LA ACCIÓN   AGENDA 2030

Días
Horas
Minutos
Segundos

La Jornada ESG

Panorama Global

El desarrollo sostenible, específicamente la preocupación por el medio ambiente y la erradicación de la pobreza son temas que se han debatido durante mucho tiempo, prueba de ello es que en 1972 se realizó en Estocolmo, Suecia, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano, marcando el inicio de debates internacionales sobre cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza.

15 años después, en 1987, la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo de la ONU publicó el informe “Nuestro Futuro Común” (también conocido como Informe Brundtland), que popularizó el concepto de desarrollo sostenible.

En 1992, en Río de Janeiro, tuvo lugar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo (Río-92), de la que surgió la Agenda 21, que tenía como alcance y esencia un plan integral para promover la sostenibilidad.

En 1997, la preocupación por la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero se puso en la agenda y dio lugar al Protocolo de Kioto, estableciendo metas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para los países del Anexo I, los considerados principales responsables de las emisiones.

En el año 2000, la ONU estableció metas globales para la erradicación de la pobreza, la educación, la salud y la sostenibilidad, que pasaron a conocerse como los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

Tanto el Protocolo de Kioto como los ODM han sido reemplazados.

El Protocolo de Kioto fue sustituido por el Acuerdo de París sobre el cambio climático, que tiene como disposición central el compromiso de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5°C.

También en 2015, en el ámbito de la ONU, se estipuló una nueva agenda global, reemplazando los ODM por los Objetivos de Desarrollo Sostenible – ODS de la ONU.   

Conocida como “Agenda 2030” o “Década de Acción”, la ONU adoptó en septiembre de 2015, a través de los Estados Miembros de las Naciones Unidas, los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) interconectados con 169 metas específicas, son:

  1. Erradicación de la Pobreza
  2. Hambre Cero y Agricultura Sostenible
  3. Salud y Bienestar
  4. Educación de Calidad
  5. Igualdad de Género
  6. Agua Potable y Saneamiento
  7. Energía Asequible y Limpia
  8. Trabajo Decente y Crecimiento Económico
  9. Industria, Innovación e Infraestructura
  10. Reducción de las Desigualdades
  11. Ciudades y Comunidades Sostenibles
  12. Consumo y Producción Responsables
  13. Acción Contra el Cambio Global del Clima
  14. Vida en el Agua
  15. Vida Terrestre
  16. Paz, Justicia e Instituciones Eficaces
  17. Colaboraciones y Medios de Implementación

La creación de los 17 ODS tuvo como objetivo abordar los principales desafíos globales, como la erradicación de la pobreza, la inclusión social, la protección ambiental y el desarrollo económico de forma sostenible e integrada hasta el año 2030.

A pesar de los intereses legítimos de la sociedad, la esfera pública y los gobiernos se ven cada vez más presionados sobre las cuestiones sociales, ambientales y la gestión de recursos de forma transparente y eficaz, mientras que en la esfera privada, los mercados globales ya han comprendido cuanto una cadena productiva sostenible genera mayor compromiso con la sociedad, atrae “nuevos consumidores conscientes”, retiene talentos y proporciona mayor valoración de sus productos y servicios a largo plazo.

Pero, a raíz de una reciente pandemia, nos enfrentamos a nuevos desafíos globales, conflictos sociales, guerras y diversas catástrofes ambientales, que forman parte de un panorama global cada vez más alarmante, impulsando a diferentes actores sociales y gobiernos a avanzar en la misma dirección de la sostenibilidad a través de interconexiones entre los sistemas sociales, económicos y ambientales, destacando la fragilidad de estos sistemas y alertando la necesidad de que haya un equilibrio entre las relaciones humanas y la naturaleza para que podamos vivir en un mundo más próspero.

La pandemia de COVID-19, la crisis sanitaria y humanitaria más reciente que ha matado a millones de personas en todo el mundo, pone de relieve la interdependencia entre la salud humana, los ecosistemas y la sostenibilidad, lo que lleva a una mayor conciencia de la importancia de los enfoques sostenibles para afrontar los desafíos globales. Y, a medida que enfrentamos problemas como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, la escasez de recursos naturales y las desigualdades sociales, la búsqueda de soluciones sostenibles se convierte en una prioridad en todos los sectores de la sociedad: gobiernos, organizaciones no gubernamentales, empresas e individuos de todo el mundo que se están movilizando para abordar cuestiones de emergencia.

Por lo tanto, debemos considerar cuanto la función de la tecnología y de los medios ha ampliado la conciencia sobre un mundo postpandemia. Podemos decir que el factor determinante es el acceso a la información, la cual está ampliamente difundida, principalmente si consideramos que estamos en plena revolución tecnológica (Industria 4.0), lo que implica una avalancha de información.

Específicamente en lo que respecta a la Cuarta Revolución Industrial, es interesante resaltar el potencial colaborativo de la tecnología para que podamos acelerar los pasos hacia la sostenibilidad.

En gran medida influenciada por la tecnología, la sostenibilidad se ha convertido en una preocupación central en varias esferas de la sociedad global, influyendo y direccionado las decisiones. Las tendencias emergentes en sectores como la economía y la tecnología, principalmente si pensamos en la Inteligencia Artificial, reflejan una respuesta a los desafíos ambientales y sociales, basta pensar en la bioeconomía, la economía circular, las energías renovables, la agricultura de precisión, las baterías de alta capacidad, las evaluaciones de impacto, el monitoreo ambiental y la eficiencia energética, son frentes basados en una nueva economía de impacto y en la inversión y el desarrollo en tecnología, y a medida que la sostenibilidad se convierta en una prioridad global, es probable que veamos una integración aún mayor de estas tendencias en varios sectores.

De manera general, los compromisos asumidos por los gobiernos, el aumento de la inversión en iniciativas sostenibles, la transición energética, la concientización y adopción de nuevas formas de hacer negocios y la mayor demanda de la sociedad por prácticas sostenibles demuestran el avance de la agenda y el uso de la tecnología como consecuencia de las oportunidades generadas por el nuevo capitalismo consciente y por el carácter de urgencia para la transición de una economía altamente contaminante a una baja en carbono, más consciente y responsable.

Es necesario que el mundo actúe de forma cooperativa. Más que desarrollar políticas y compromisos, necesitamos compartir conocimientos, buenas prácticas y movilización de recursos, destinados a implementar proyectos sostenibles en todo el mundo para permitir la materialización y el logro de los ODS de la ONU.

La economía colaborativa es una de las tendencias resultantes de la creciente ola de conciencia global sobre la sostenibilidad, otras se refieren a la actuación en favor de la materialidad de las prácticas sostenibles, como el cambio en el comportamiento del consumidor, el aumento de prácticas orientadas a la circularidad y la gestión adecuadas de productos también es una tendencia global que ganará fuerza; la transición energética ya se está produciendo de forma más perceptible, incluso en Brasil; la urgencia climática tiende a permanecer en la cima de los temas más debatidos cuando se trata de sostenibilidad, dado su carácter de urgencia y de oportunidad de negocios; por último, pero no menos importante, la tecnología seguirá revolucionando la forma en que vemos el mundo y nos obligará a adaptarnos a sus avances y, ciertamente, los gobiernos y empresas comprometidos con la agenda sostenible invertirán en tecnología e innovación para resolver problemas socioambientales y reducir costes de sus gestiones, como la transición energética, la eficiencia hídrica, la agricultura de precisión, la gestión de residuos y conservación de los recursos naturales y la movilidad sostenible.   

En resumen, cuando pensamos en el panorama global, podemos observar que a medida que los desafíos ambientales se intensifican, el mundo de modo general está adoptando medidas para abordar este problema de una manera más amplia e integral, de hecho, existe un creciente reconocimiento de la necesidad de proteger y preservar los recursos naturales del planeta para asegurar un futuro sostenible para las generaciones futuras. 

Una de las principales estrategias adoptadas es la transición hacia fuentes de energía limpia y renovable. Países de todo el mundo están invirtiendo en energías renovables, como la solar, eólica, hidroeléctrica, biomasa, hidrógeno y geotérmica, reduciendo su dependencia de los combustibles fósiles y reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero.

Cuando se trata de la conservación de la biodiversidad, existe una conciencia cada vez mayor sobre la importancia de proteger los ecosistemas y las especies amenazadas. Muchos países están estableciendo áreas protegidas e implementando políticas de conservación para preservar la riqueza natural del planeta. Además, se están promoviendo la agricultura sostenible y la gestión forestal responsable como formas de conciliar la producción de alimentos y la conservación ambiental.

En términos de bioeconomía, Brasil, con su vasta biodiversidad y extensas áreas de biomas naturales, tiene un potencial incomparable para convertirse en protagonista de este escenario. ¡Somos un gigante por naturaleza!

La Amazonia, por ejemplo, con su inconmensurable riqueza biológica, es un verdadero laboratorio natural con potencial para la investigación y el desarrollo de productos biotecnológicos, medicamentos y soluciones sostenibles. Por otro lado, el Pantanal, la llanura aluvial más grande del mundo, es un ejemplo único de biodiversidad y servicios ecosistémicos, que pueden utilizarse de manera sostenible para impulsar sectores como el ecoturismo y la pesca responsable.

En cuanto a la generación de la basura, reducción del desperdicio y el impulso de la economía circular también son aspectos fundamentales de la sostenibilidad global e iniciativas en todo el mundo se están desarrollando para mejorar la gestión de residuos, promover el reciclaje y repensar la forma como producimos y consumimos bienes.

En este punto, es importante destacar la evolución del concepto de las 3 R, hasta hace un tiempo, con el aumento de la conciencia ambiental y en un intento de promover prácticas sostenibles, se ha introducido el concepto de las 3 R (reducir, reutilizar y reciclar).

A medida que la conciencia sobre las cuestiones ambientales siguió creciendo, quedó claro que se necesitaba una comprensión más profunda y completa de las prácticas sostenibles, momento en el que el concepto se amplió a las 5 R.

Adicionar “Repensar” e “Recusar” ao início da lista reflete a ideia de que a prevenção é a melhor estratégia; ou seja, é melhor evitar o consumo desnecessário desde o início; o que sugere uma mudança fundamental em nossas atitudes e comportamentos em relação ao consumo.

A pesar de los avances logrados, aún queda mucho por hacer para lograr la sostenibilidad global. La colaboración internacional es fundamental, y los acuerdos y compromisos globales, como el Acuerdo de París sobre el cambio climático y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, proporcionan un cuadro importante para orientar las acciones y esfuerzos conjuntos.

Algunos datos a continuación demuestran el progreso y los esfuerzos en curso con relación a la sostenibilidad global, sin embargo, por otro lado, resaltan la necesidad de medidas adicionales y una acción colaborativa continua para enfrentar los desafíos ambientales:

A) Transición a fuentes de energía renovable:

El mundo añadió 295 GW de capacidad renovable en 2022, un crecimiento del 9,6% interanual, según las estadísticas de capacidad renovable de 2023 de la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena) publicadas en marzo de 2023. Esto representa el 83% de toda la nueva energía inaugurada en el año pasado.

Se espera que las adiciones globales de capacidad renovable superen los 440 gigavatios (GW) en 2023, siguiendo una tendencia de mejora en la competitividad de la energía eólica y solar fotovoltaica desde el año pasado, calcula la Agencia Internacional de Energía.

En 2022, el mundo agregó 295 GW, un 9,6% más que en 2021, y finalizó el año con 3,3 teravatios (TW) instalados.

En resumen, según la Agencia Internacional de Energía (IEA, en su sigla en inglés) y noticias publicadas en medios de comunicación como el sitio web de Reuters y Forbes, el mercado de renovables se enfrenta a un crecimiento sin precedentes en el sector, impulsado por políticas de incentivo, preocupaciones de seguridad energética y mejora de la competitividad con relación a las alternativas a los combustibles fósiles.

Las inversiones en eficiencia energética pueden generar importantes beneficios, como la reducción de las emisiones de CO2 y el ahorro de costos. Según el informe de 2020 de la Agencia Internacional de Energía (IEA), invertir en eficiencia energética podría aumentar el PIB mundial hasta un 3,9% para 2050.

B) Conservación de la biodiversidad:

Alrededor de un millón de especies están amenazadas de extinción, advirtió un nuevo informe de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), un organismo científico y político independiente apoyado por la ONU. En la lista se incluyen jirafas, loros e incluso robles, al igual que cactus y algas marinas.

Para preservar la biodiversidad, muchos países están estableciendo áreas protegidas. Según el Banco Mundial, actualmente alrededor del 15% de la superficie de la Tierra y el 7% de los océanos están bajo protección, aunque se necesitan esfuerzos aún mayores para alcanzar las metas de conservación.

Después de años de negociación, la ONU alcanzó un acuerdo histórico para proteger los océanos, el Tratado proporciona directrices para proteger el 30% de los mares hasta 2030. El acuerdo es vital para salvar el ecosistema marino, revertir la pérdida de biodiversidad en los mares y garantizar el desarrollo sostenible.

C) Economía circular y reducción de residuos:

Según un estudio de la International Solid Waste Association (ISWA), una organización sin ánimo de lucros que reúne a los profesionales del sector de los residuos sólidos, predice que la generación mundial de basura alcanzará los 3.400 millones de toneladas por año hasta el 2050, lo que demuestra la urgencia de mejorar gestión de los residuos, desde la eliminación hasta la recogida selectiva, así como soluciones de economía circular y campañas de concientización.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) estima que la adopción de prácticas de economía circular puede reducir las emisiones de CO2 en un 39% hasta 2050 y generar importantes beneficios económicos.

D) Colaboraciones y Medios de Implementación

Finalmente, es importante resaltar y reiterar que la sostenibilidad se ha convertido en una palabra clave cuando hablamos de desafíos globales como el hambre, el desempleo, la deforestación, el cambio climático y la desigualdad. Aunque se han logrado muchos avances, está claro que ningún país o empresa puede resolver estos problemas por sí solo. En este contexto, el 17º Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU destaca la importancia de las “Cooperaciones y Medios de Implementación” como pilares esenciales para enfrentar las cuestiones emergentes.

Larry Fink, CEO de BlackRock, la empresa líder mundial en gestión de activos, lo dejó claro en uno de sus mensajes a los accionistas: “La sostenibilidad no es sólo ética, sino también un imperativo económico”. Sin embargo, el surgimiento del movimiento anti-ESG en Estados Unidos, que cuestiona la eficacia y transparencia de las métricas de sostenibilidad, muestra que todavía hay un importante debate sobre la concientización y el fortalecimiento de la transparencia, cumplimiento y políticas anticorrupción por parte de gran parte de las empresas.

La COP 27, en su búsqueda de un consenso global sobre la acción climática, destacó la importancia de las colaboraciones transnacionales y multisectoriales. Sin embargo, la frase alarmante del Secretario General de la ONU, António Guterres, de que “el calentamiento global ha terminado, el planeta está entrando en la era de la ebullición global”, destaca la urgencia de acciones concretas y eficaces, que sólo pueden lograrse a través de asociaciones sólidas y medios de implementación bien estructurados.

Ya en la COP28, realizada en Dubái en 2023, podemos decir que marcó importantes avances en la lucha contra el cambio climático. El acuerdo final se centró en una transición justa y ordenada de los combustibles fósiles y enfatizó la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, alineadas con el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5°C en virtud del Acuerdo de París. La conferencia también destacó la importancia de ampliar la energía renovable y mejorar la eficiencia energética.

Por otro lado, el acuerdo fue criticado por no presentar medios claros para implementar las medidas propuestas.

En otras palabras, la COP28 trajo avances en las metas reducción de emisiones y energía renovable, pero enfrenta desafíos en la implementación práctica y en el financiamiento de estas iniciativas.

Por lo tanto, la solución de los desafíos globales actuales no radica solo en avances tecnológicos o políticas aisladas, sino en la capacidad de formar asociaciones robustas e inclusivas. Estas colaboraciones son esenciales para traducir intenciones sostenibles en acciones prácticas y efectivas, capaces de generar un cambio transformador a escala global.

Los 17 ODS de la ONU y el concepto ESG

Los ODS se desarrollaron a través de un proceso inclusivo y participativo que involucró a gobiernos y partes interesadas de todo el mundo. Esto aseguró que la agenda reflejase una amplia gama de perspectivas y prioridades. La intención es que los ODS se alcancen plenamente hasta el año 2030, lo que sería un gran logro para la humanidad, sin embargo, quedan innumerables desafíos por delante.

Según los informes de las Naciones Unidas y de varias organizaciones internacionales, el avance ha sido desigual. Si bien se han logrado avances en algunos ODS, otros siguen siendo un desafío. Por ejemplo, la meta de erradicar la pobreza extrema y el hambre aún está lejos de alcanzarse, al igual que la meta de actuar contra el cambio climático.

Por otro lado, la Agenda 2030 también ha sido un poderoso catalizador para la acción. Creada como una estructura en la cual los gobiernos, las empresas y la sociedad civil pueden utilizar para orientar sus esfuerzos. Existe una creciente conciencia mundial sobre la importancia de la sostenibilidad y muchos sectores están tomando medidas para reducir sus impactos ambientales y sociales negativos y promover un desarrollo más inclusivo y sostenible.

Pero, después de todo, ¿cuánto falta para que se complete la agenda 2030?

Siga nuestro temporizador de cuenta regresiva en la parte superior de la plataforma Jornada ESG y comprenda qué poco tiempo queda para alcanzar las metas de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Para conocer las 169 metas incluidas en los 17 ODS, haga clic en: https://brasil.un.org/pt-br/sdgs

De otro modo, la sigla ESG (environmental, social, and governance) nació de una situación social que comenzó a ver la iniciativa privada como un player importante no sólo en materia de desarrollo económico, sino también corresponsable de la conservación ambiental y por la elevación de la justicia social, desde la puerta hacia afuera.

El término ESG fue acuñado en 2004 en una publicación del Pacto Mundial en colaboración con el Banco Mundial, llamada Who Cares Wins. Surgió de una provocación del secretario general de la ONU, Kofi Annan, a 50 CEO de grandes instituciones financieras, sobre cómo integrar factores sociales, ambientales y de gobernanza en el mercado de capitales. 

Y más recientemente el término gana fuerza por un sesgo económico, cuando Larry Fink, cofundador de la mayor gestora de inversiones del mundo, en 2019, en una de sus cartas dirigidas a los accionistas destacó la importancia de mirar los aspectos que implican el respeto al ser humano y la naturaleza basados en los negocios y de la forma en que se hacen, arrojando luz sobre los factores ESG basados en la gobernanza basada en el propósito, la ganancia, la transparencia y los riesgos.

Sin embargo, aunque no se conocen con el acrónimo ESG, las métricas socioambientales y de gobernanza ya eran consideradas por algunos movimientos, como ocurrió en los años 60 y 70, en los movimientos de derechos civiles, pacifistas y ecologistas en Estados Unidos. Los inversores comenzaron a excluir de sus inversiones a las empresas vinculadas a la guerra de Vietnam y al Aparheid.

Es decir, mucho antes de que conozcamos al ESG como lo es hoy, los indicadores ya eran observados por movimientos que se centraban en la responsabilidad socioambiental y conscientes de su papel ante la sociedad en su conjunto.

Si bien el propósito es el mismo que el de la Agenda 2030, las tres letras representan indicadores de mercado sobre qué tan consciente es una empresa, cómo sus procesos se realizan, cómo sus colaboradores son liderados, comprometidos e incluidos, cómo la empresa se relaciona con la sociedad y cómo aborda toda su cadena de valor y cómo gestiona los recursos naturales.

En resumen, durante mucho tiempo los ODS fueron interpretados como “una lista de deseos” por varias empresas, pero tras repetidas cartas de Larry Fink situando la sostenibilidad en el centro de las inversiones, surgió una fuerte presión de los millennials, la generación nacida entre los años 80 y 2000, caracterizada precisamente por el alto nivel de conciencia socioambiental, el ESG cobró fuerza y hoy se consolida como la principal directriz de la relación entre los mercados de inversión, los consumidores conscientes y las organizaciones civiles, públicas y privadas de todo el mundo.

Para que tener una idea, según una encuesta realizada en 2019 por Morgan Stanley, el 95% de los millennials expresaron interés en inversiones sostenibles, frente al 85% de la población total. Además, el 67% de los millennials creen que las prácticas de inversión deben apuntar no sólo al retorno financiero, sino también al impacto social y ambiental.

Todo esto impulsa a que gestores y ejecutivos observen las métricas ESG como un verdadero diferenciador del negocio y un factor obligatorio de mercado, un requisito para la sostenibilidad y perennidad de la propia compañía.

Y cuando hablamos de “buenas prácticas”, “sostenibilidad”, “objetivos y metas consistentes” nos preguntamos: ¿cómo iniciar nuestro Jornada ESG?

Aquí nació la expedición Jornada ESG, una ruta trazada con el objetivo de desmitificar el ESG a través de los ODS de la ONU, presentando soluciones ambientales, sociales y de gobernanza y sobre todo fortaleciendo la relación entre iniciativas de la sociedad civil, organizaciones y gestores públicos.

Pero, para iniciar nuestro Jornada ESG, debemos preguntarnos:

¿Qué tan coherentes son mis acciones con mis valores?

¿Qué tan comprometidos están mis colaboradores o cadena de valor con estos mismos valores, metas y objetivos?

Bienvenidos a la Jornada ESG.

Marcel Guariglia

La Jornada ESG

Si pensamos en un futuro no muy lejano, seguramente intentaríamos trazar una línea de razonamiento que conecte las principales innovaciones tecnológicas, la inteligencia artificial, la criptoeconomía, la movilidad, las industrias verdes, la sistematización y eficiencia de los procesos, la mayor diversidad e inclusión en la sociedad y tendencias de comportamiento vinculadas a una vida cada vez más práctica y saludable, pero no podríamos dejar de mencionar la atención a la salud mental como factor fundamental para el desarrollo humano, así como las llamadas “soft skills” en el mercado laboral.

Pero… ¿toda esta evolución intelectual, basada en la creatividad, en las innovaciones tecnológicas, va acompañada de una evolución mental y espiritual?

¿Será que toda la resiliencia dedicada a la Jornada del Crecimiento tiene más que ver con la propiedad intelectual, mental o espiritual?

Considerando cuánto las empresas están redefiniendo sus valores, misiones y visiones y adaptándolos a una cultura de propósito, podemos considerar que la palabra propósito tiene todo que ver con el desarrollo de la humanidad desde otra perspectiva.

Según la inteligencia artificial, "propósito" significa:

"Tener un propósito significa tener una dirección clara y una razón intrínseca para lo que se está haciendo, lo que puede proporcionar un sentido de significado y realización de las actividades de la vida."

"Las personas a menudo buscan encontrar un propósito en sus vidas para sentirse más conectadas consigo mismas y con el mundo que las rodea"..”

Razón intrínseca...

Sentido de significado…

¿Será este el inicio de la Jornada de Crecimiento o mejor de la Jornada ESG?

¿Será que no ha llegado el momento de dar un nuevo significado a “nuestra forma de vivir en sociedad y de relacionarnos con la naturaleza”?

¿Será que no ha llegado el momento de comprender que hasta que no erradiquemos la pobreza, combatamos el hambre, aceptemos las diferencias y a los diferentes, las crisis sociales, los índices de violencia y las guerras no cesarán?

Si el término ESG lo conecta a una tendencia pasajera o solo a un sesgo económico, esta jornada no es para usted, ya que la verdadera Jornada ESG lo conectará a sus valores más intrínsecos, le dará un sentido de significado y lo hará sentirse más conectado consigo mismo y con el mundo que lo rodea.

Contextualizando – la sostenibilidad ha sido parte de las pautas sociales hace mucho tiempo. La importancia de la responsabilidad humana hacia la naturaleza y la finitud de los recursos naturales nunca ha sido tan cuestionada. Sin embargo, hasta hace poco la agenda no alcanzaba a todos los estratos sociales y a todos los involucrados en el engranaje social y desarrollo económico, la iniciativa privada, por ejemplo, no se veía como parte de esta preocupación, en un concepto obsoleto del capitalismo y de los poseedores del poder económico tenía sólo una preocupación: maximizar las ganancias.

Sin embargo, en el contexto actual, la sostenibilidad se ve como un factor fundamental para el éxito y la longevidad de las empresas. Los inversionistas, consumidores y stakeholders son cada vez más conscientes de los impactos de las actividades empresariales en el medio ambiente, en la sociedad y en la gobernanza corporativa, y exigen que las empresas sean responsables y adopten medidas concretas para mitigar sus impactos negativos.

DESBRAVANDO LAS FRONTERAS DE LA SOSTENIBILIDAD

Ideas, Caminos e Iniciativas por un Mundo Mejor

La expedición Jornada ESG traza su ruta de aproximadamente 50.000 km, abordando soluciones ambientales y sociales, así como tendencias en innovaciones tecnológicas en 18 países de Sudamérica, Centroamérica y Norteamérica.

Nuestra expedición comienza en el extremo sur Ushuaia-ARG y en ruta hacia Chile, Norte de Argentina y Uruguay, conoceremos de cerca los principales desafíos de los polos, el cambio climático, el derretimiento de los glaciares, las especies en peligro de extinción y las investigaciones científicas.

En Brasil, visitaremos las principales capitales brasileñas para conocer soluciones dirigidas a ciudades y comunidades sostenibles. En ciudades más lejanas abordaremos temas como la eficiencia energética, la erradicación de la pobreza, la lucha contra el hambre, la educación de calidad y la reducción de las desigualdades.

En los principales biomas brasileños, también abordaremos la importancia de la biodiversidad para el desarrollo de la bioeconomía, la agricultura sostenible y regenerativa, el mercado de carbono y la preservación de ríos, lagos y océanos.

Después de casi 70 días recorriendo Brasil, continuaremos nuestro viaje por los siguientes países: Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia y así conoceremos de cerca iniciativas dirigidas al desarrollo socioambiental, la preservación de la cultura ancestral y de los pueblos originarios y su relación con la conservación ambiental.

En Centroamérica abordaremos temas relacionados con los desafíos ambientales del Canal de Panamá, las soluciones ambientales en Costa Rica, uno de los países más sostenibles del mundo, los desafíos sociales en Nicaragua y Honduras, la oficialización de la moneda bitcoin en El Salvador y la reducción de las desigualdades en Guatemala y Belice.

Continuamos viaje a México, Estados Unidos y Canadá y daremos voz a especialistas sobre los principales desafíos del siglo XXI y cómo podemos hacer ciudades y comunidades cada vez más sostenibles a través de la industria, la innovación y la infraestructura, generando oportunidades de trabajo decente y crecimiento económico.

Nuestro propósito es desmitificar el ESG a través de su relación con el mercado de capitales y los 17 ODS de la ONU, además de presentar soluciones ambientales, sociales y de gobernanza y conectarlo con verdaderos agentes de transformación que creen y trabajan por un mundo más justo, sostenible y próspero.

Marcel Guariglia

Siga en las redes

Eliana Sousa

Eliana Sousa Silva es fundadora y directora de la ONG Redes da Maré, curadora y organizadora del Festival Mujeres del Mundo - WOW Rio y coordinadora de la postgrado en Urbanismo Social - Gestión Urbana, Políticas Públicas y Sociedad, del Insper. Es autora de los libros Macaé Evaristo: una fuerza negra en la escena política (2020), Dolores que Liberan: Voces de Mujeres de las Favelas de Maré, en Río de Janeiro, sobre violencias (2018), Proyecto Alumno Presente: Una metodología intersectorial para garantizar el derecho a la educación de todas y todos (2017), ¿Por qué yo y no otros? Trayectoria de Adilson Pires desde la periferia hasta la escena política carioca (2016), La ocupación de las favelas de Maré por el Ejército Brasileño (2015), Vivencias educativas en Maré: desafíos y posibilidades (2013), Testimonios de Maré (2012) y La articulación de temas esenciales para la educación pública en Maré: seguridad pública, rendimiento escolar y movilización social (2010). Doctora Honoris Causa por la Queen Mary University of London y Doctora en Trabajo Social por la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro (PUC/Rio). Investigadora en la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) durante más de 30 años, con una de sus últimas actividades como directora de la División de Integración Universidad Comunidad - DIUC. Profesora en la Universidad de São Paulo, USP, en el Instituto de Estudios Avanzados, IEA, donde coordinó la Cátedra Olavo Setúbal de Arte Cultura y Ciencias y permaneció durante 3 años. Profesora en el Insper, coordinando el Curso de Urbanismo Social, en LabCidade ArqFuturo. A lo largo de su trayectoria, Eliana ha recibido diversos premios, entre ellos el Itaú Cultural 30 años (2018), la Mujer del Año - área social, del Rotary Club de Río de Janeiro (2005), la Mujer Claudia - trabajo social, de la Editora Abril (2004) y el Ashoka Emprendedores Sociales (2000). Es consultora metodológica del proyecto Territorios en Red, implementado por la Asociación Ciudad Aprendiz, tecnología social que ha insertado a más de 15 mil niños y adolescentes en escuelas públicas en cuatro estados del país desde 2020. También presta consultoría para Vale, en el contexto del Programa de Enfrentamiento a la Pobreza Extrema de la empresa. En 2007, Eliana fundó - junto con otras líderes locales - la ONG Redes da Maré, que ejecuta 19 proyectos en diferentes áreas que van desde educación a cultura, de capacitación profesional y empoderamiento femenino a derechos humanos y seguridad pública, de desarrollo territorial a memoria colectiva. A partir de su actuación en Maré, Eliana ha ocupado diferentes espacios - siempre con el objetivo de visibilizar las cuestiones y elevar los índices de calidad de vida de las favelas y periferias, en todas sus dimensiones.

Ana Trevellin

Ana Cristina Trevelin, Administradora (FAP)MS), Técnica Contable, con posgrado en Gestión y Manejo de Residuos en Agroindustria (UFLA/MG), maestría en Geografía (UFMS). Actualmente es Coordinadora de Medio Ambiente y Recursos Hídricos de la Secretaría Ejecutiva de Medio Ambiente de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, Desarrollo, Ciencia, Tecnología e Innovación (SEMADESC) de Mato Grosso do Sul. Fue Secretaria Municipal de Medio Ambiente de Bonito, de enero de 2021 a diciembre de 2023. Consultora empresarial en las áreas de ESG (Environmental, Social and Governance), Recursos Humanos y Emprendimiento, Planificación Empresarial y Desarrollo Sectorial. Cursos extracurriculares y experiencia profesional en las áreas de gestión empresarial con énfasis en planificación, innovación y desarrollo humano. Experiencia como docente en carreras de pregrado en Administración y Turismo. Publicaciones de artículos y capítulos de libros sobre turismo, desarrollo territorial, gestión pública ambiental y turística e inteligencia emocional.
Experiência como docente nos cursos de graduação em Administração e Turismo. Publicações de artigos e capítulos de livros sobre turismo, desenvolvimento territorial, gestão pública de meio ambiente e de turismo, e inteligência emocional.

Ana Paula C. Packer

Ingeniera Agrónoma, egresada de la Facultad de Agricultura Luiz de Queiroz (ESALQ-USP), con maestría y doctorado en Química Analítica, del Instituto de Química de São Carlos (IQSC-USP). Participó en 5 programas postdoctorales, en instituciones que operan a la vanguardia del conocimiento. Por un programa de intercambio, fue investigadora visitante en Health Canada, con la visión diferenciada de que la investigación y la innovación son la base de la sostenibilidad. Investigadora de Embrapa Meio Ambiente desde 2010, actúa en temas de interfaz entre Agricultura y Medio Ambiente, con foco en investigaciones sobre Cambio Climático y Evaluación de la Sostenibilidad de Sistemas Agrícolas. Representante de Embrapa en diferentes Grupos de Trabajo, como por ejemplo para la preparación de la Comunicación Nacional de Brasil a la CMNUCC, establecida por la Comisión Nacional para REDD+, instrumento desarrollado para recompensar financieramente a los países en desarrollo por la recuperación y conservación de sus bosques. Participó en la construcción del Plan Sectorial de Adaptación al Cambio Climático y Bajas Emisiones de Carbono en la Agricultura, con miras al Desarrollo Sostenible (2020-2030). Directamente involucrada en varias acciones de innovación para la agricultura, forma parte de la junta directiva de AgNest, un laboratorio vivo que será un entorno único para facilitar las conexiones entre startups, grandes empresas y Embrapa. Con socios externos, es responsable de los aspectos Agro y ESG en el consejo asesor del Hub de Innovación del Interior del estado de São Paulo, colabora con varios Hubs a nivel nacional e internacional y participa del Hub Internacional para el Desarrollo Sostenible (HIDS). Ocupó el cargo de subdirectora de Transferencia de Tecnología durante 5 años y en junio de 2022 asumió la dirección general de Embrapa Meio Ambiente, en Jaguariúna/SP.

Gino Gehling

Se licenció en Ingeniería Civil por la Universidade Católica de Pelotas (1978). Obtuvo una maestría en Recursos Hídricos y Saneamiento Ambiental por el IPH-UFRGS (1985), y un doctorado en Ingeniería Ambiental por la Universitat Politècnica de Catalunya, España (1995). Profesor de la PUC-Porto Alegre (1995) y del IPH-UFRGS desde 1997. Formó parte del CD del DMAE-Porto Alegre en dos gestiones. A través de Magna Engenharia, trabajó en proyectos destinados al tratamiento de residuos industriales del III Polo Petroquímico y de Petrobrás, así como en proyectos de saneamiento para municipios. Por la UFRGS coordinó proyectos institucionales de redes de aguas residuales y proyectos de plantas de tratamiento de aguas residuales. Coordinó NUCASUL en IPH-UFRGS (2010-2012) en la generación de varios cursos de EAD para SNSA/Ministerio de las Ciudades, orientados a la capacitación de agentes municipales en las áreas de tratamiento de aguas, tratamiento de aguas residuales, residuos sólidos y drenaje de aguas pluviales. Participó en la fundación del Instituto SAFEWEB, del cual es miembro del CD. Diseñó la Ecobarreira do Dilúvio, implementada por el sector privado y mantenida por el Instituto SAFEWEB desde 2016, un emprendimiento vinculado a los principios ESG.

Yoon Jung Kim

Consultora, escritora, ponente. Cofundadora de la plataforma Mundo ESG. Consejera de Administración de Future Carbon Group. Miembro del Comité de Auditoría, Riesgos e Integridad del Hospital Alemão Oswaldo Cruz. Fue Directora de Integridad del Grupo Aegea y Directora Legal de la concesionaria Águas do Rio. Fue además fiscal de Justicia del Ministerio Público del Estado de São Paulo durante 16 años.

Pedro Rodrigues

10 años de experiencia en el sector petróleo, gas y energía. 

Socio Director del Centro Brasileiro de Infraestrutura. 

Socio fundador de CBIE Advisory. 

Idealizador y presentador del Canal Manual do Brasil. 

Abogado. 

Licenciado por la Fundação Getulio Vargas y posgrado en finanzas por IBMEC Rio, especializado por IHRDC en el sector de gas natural en Boston - EE. UU.

Paulo Renato

Publicitario especializado en Productos y Servicios Digitales, obtuvo MBA en Gestión Empresarial por la FGV y formación en Design Thinking y Machine Learning por la Universidad de Stanford. Dramaturgo, fotógrafo y escalador. Ha atendido a clientes como Petrobrás, Vivo / Telefônica, O Boticário, Jornal Estado de São Paulo, ONU (Organización de las Naciones Unidas), Renault, entre otros. En el área de gestión pública, ha realizado diversos trabajos de consultoría para alcaldías y para el Gobierno del Estado de Paraná y participó en varias campañas políticas, en las áreas de movilización y comunicación digital. En 2009 participó en Washington D. C. de un workshop con el equipo del entonces presidente Barack Obama, discutiendo estrategias de marketing político, participación y movilización social. En su portafolio tiene premios nacionales e internacionales como el Oro en el Premio Aberj Brasil, varios Top de Marketing y Columnistas de Paraná, Profesional de Digital más premiado del Club de Creación de Paraná y Premio de los Estudios Warner como el mejor de América Latina. Ha creado diversas startups, lo que lo llevó a participar como invitado del WebSummit Dublin (y después a Lisboa), éste es el evento de startups más grande del mundo fuera del Valle del Silicio.

Adalberto Luis Val

Se licenció en biología (1980) por el Centro Universitário Barão de Mauá (CBM) en Ribeirão Preto, São Paulo. Obtuvo la maestría (1983) y el doctorado (1986) en biología de agua dulce y pesca interior por el Instituto Nacional de Pesquisas da Amazônia (Inpa). Realizó prácticas postdoctorales en la Universidad de Columbia Británica, en Canadá. En el Inpa desde 1981, participó en el análisis de las necesidades del Amazonas relacionadas a educación, ciencia y tecnología. Fue director general del Inpa (2006-2014). En 2017 fue acreditado como profesor adjunto en la Escuela de Posgrado de la Universidad de Laval, Quebec, Canadá. Es investigador del Inpa y coordinador del Instituto Nacional de Ciência e Tecnologia Adaptações da Biota Aquática da Amazônia – INCT/Adapta. Sus áreas de investigación abarcan bioindicadores de calidad ambiental, peces y sus ambientes, uso sostenible de recursos naturales y ecotoxicología. Entre los premios recibidos, se destacan la Gran Orden del Mérito Legislativo del Estado de Amazonas (2008); la Gran Cruz de la Orden Nacional del Mérito Científico (2013); título de Ciudadano de Amazonas, de la Asamblea Legislativa del Estado de Amazonas (2015); Premio Anísio Teixeira, de la Coordinación de Perfeccionamiento del Personal de Educación Superior – Capes (2016), Diploma de Honor al Mérito, por el Día del Biólogo, de la Cámara municipal de Manaus (2019) y Premio Fundação Bunge (2023).

Luciano Huck

É apresentador, empresário e fundador do Instituto Criar. Em 2021, Huck lançou o documentário 2021: O ano que não começou, onde retrata temas como desigualdade, educação, racismo, política, capitalismo, pobreza, tecnologia e família. Atualmente integra o quadro de sócios da Future Carbon Group, empresa com o maior portfólio de florestas no Brasil.

Luciane Vieira

Luciane Vieira, tiene una trayectoria de vocación en la difusión del conocimiento, con 20 años de experiencia y sólido bagaje académico. Doctora por la Universidade Federal de Paraná y Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, le apasiona la Sostenibilidad y enseñar a las personas, se convirtió en Profesora Titular por la Universidade Tecnológica Federal do Paraná, ha capacitado a más de 2.700 estudiantes y ha liderado proyectos socioambientales, con iniciativas colaborativas de múltiples stakeholders. Profesional certificada por GRI Standards. Fundadora de la empresa Plus ESG, donde capacita profesionales a través de mentorizados y asesora a organizaciones. Autora del libro “Checklist do ESG para Pequenas e Médias Empresas”, Luciane cree en el conocimiento técnico y científico para transformar la sostenibilidad y tener un impacto positivo en las organizaciones y en la sociedad. Con presencia en las redes sociales, comparte contenidos valiosos en Instagram con el nombre @lucianevieiraesg

Adriano Pires

Adriano Pires es una figura clave en el sector de la energía, con más de 30 años de experiencia. Su carrera incluye un paso significativo por la Agencia Nacional de Petróleo, Gas y Biocombustibles (ANP), donde contribuyó con su expertise en el desarrollo de políticas y regulaciones. Especializado en economía de la regulación, infraestructura, aspectos legales e institucionales de la concesión de servicios públicos y tarifas, Pires es un respetado investigador y educador. Su contribución al sector energético está marcada por un profundo conocimiento técnico y una visión estratégica, influenciando decisiones y políticas importantes en el área de energía.

Amyr Klink

Amyr Klink, uno de los navegantes y exploradores marítimos más renombrados de Brasil, es ampliamente reconocido por sus viajes extraordinarios a través de los océanos. Con una carrera dedicada a la exploración marítima, Klink se destaca por sus viajes solitarios e innovadores, abriendo caminos inéditos en mares y océanos. Autor de varios libros inspiradores, sus narrativas capturan la imaginación de aventureros y ambientalistas, combinando aventura con un profundo respeto por la naturaleza. Amyr Klink continúa inspirando con su pasión por los océanos y su compromiso con un futuro más sostenible y consciente.

Ana Carla Fonseca

Ana Carla (Cainha) Fonseca es un referente internacional en economía creativa y desarrollo territorial. Licenciada en Administración Pública por la FGV a los 20 años, también es economista, con maestría en Administración y doctorado en Urbanismo por la USP. En 2003, después de una carrera ejecutiva en América Latina, en Londres y Milán, fundó Garimpo de Soluções, una consultoría pionera en economía creativa, ciudades y desarrollo, habiendo trabajado en más de 260 ciudades, en 34 países. Autora galardonada con el Jabuti en Economía (2007), ha impartido más de 840 conferencias en cinco idiomas y es perita en la realización de proyectos innovadores, como el primer plan regional de economía creativa de Brasil. Con más de 270 empresas e instituciones como clientes, incluidos el BID y la ONU, es asesora de Virada Sustentável, de Preta Hub y de The Festival Academy, en Bélgica. Ganadora del Premio Claudia en Negocios, fue nombrada una de las 8 personalidades brasileñas que impresionan al mundo por El País. El País uma das 8 personalidades brasileiras que impressionam o mundo.

Carlo Pereira

Carlo cuenta con más de 20 años de experiencia en sostenibilidad y relaciones institucionales. En el Pacto Mundial de la ONU, es miembro del Consejo Regional de las Redes de América Latina. También es miembro de los consejos de administración de empresas. Licenciado en química, cuenta con maestría en Ciencia (Universidade de São Paulo), MBA (University of Lüneburg), así como especialización en liderazgo internacional por la GIZ en Alemania.

Carlos Nobre

Carlos Nobre, PhD en meteorología por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), es uno de los climatólogos más renombrados del mundo. Reconocido por su trabajo pionero sobre la deforestación del Amazonas y los impactos del cambio climático en esta región vital, Nobre se ha convertido en una voz globalmente influyente en la lucha contra el cambio climático. Su enfoque en comprender y comunicar los efectos potencialmente catastróficos de la deforestación en el Amazonas ha sido crucial para crear conciencia sobre la urgencia de las acciones ambientales. Como una de las principales voces en defensa del Amazonas, Carlos Nobre continúa influyendo decisivamente en el debate global sobre el cambio climático y la sostenibilidad ambiental.

Edu Lyra

Edu Lyra, fundador de la ONG Gerando Falcões, es un ejemplo de superación e impacto social. Creció en una favela de Guarulhos-SP y es hijo de un padre preso, la gran fuente de inspiración de Lyra fue su madre, y de ella aprendió el lema “no importa de dónde vienes, pero importa adónde vas” y transforma la adversidad en inspiración. Sin terminar la universidad, escribió 'Jovens Falcões' y con la venta del libro fundó su ONG, hoy una influyente red de ONG en las periferias y favelas. Reconocido por el Foro Económico Mundial como uno de los jóvenes brasileños capaces de cambiar el mundo, Edu fue relacionado por Forbes Brasil entre los jóvenes menores de 30 años más influyentes del país y elegido emprendedor del año por LIDE. Llevó la Antorcha Olímpica y habló en renombradas instituciones como Harvard y Google. Su objetivo es crear la red de ONG transformadoras más grande del mundo y erradicar la miseria en las favelas.

Gustavo Cerbasi

Gustavo Cerbasi es un nombre destacado en la educación financiera en Brasil. Con maestría en Finanzas por la Universidad de São Paulo y licenciatura en Administración Pública por la FGV-SP, Cerbasi es un respetado consultor, profesor y conferencista. Autor de 16 libros, con más de 3 millones de copias vendidas, incluido el best-seller ‘Casais Inteligentes Enriquecem Juntos’, que inspiró la trilogía cinematográfica 'Até que a Sorte nos Separe', él es una voz influyente en el campo financiero. Elegido uno de los 100 brasileños más influyentes por la Revista Época, Cerbasi también se destaca con su curso online 'Inteligencia Financiera', que ha formado a más de 16.000 estudiantes y es uno de los más exitosos del país. Con una fuerte presencia en las redes sociales, comparte insights valiosos en Instagram, YouTube y Facebook, con el nombre @gustavocerbasi.

Katiúcha Watuze

Katiucha Watuze, una comunicóloga, productora cultural, mediadora y conferenciante antirracista, utiliza la comunicación como una herramienta poderosa para construir puentes antirracistas. Como mujer negra y budista, Katiucha actúa incansablemente en la lucha contra las desigualdades raciales, colocando la cuestión racial como eje central en su trabajo. Es cofundadora de Pretaria.Org | Coletivo Pretaria, fundadora de Trabalho de Preto – un hub de afroemprendedores, y colabora activamente en diversos movimientos y proyectos sociales. Katiucha también es una socia valiosa del Valor Social de Rede Globo, contribuyendo significativamente a la concienciación y la lucha contra el racismo. Su trabajo como movilizadora social refleja su profundo compromiso con la justicia social y la igualdad racial.

Silvia Massruhá

Silvia Massruhá se destaca como uma líder inovadora na intersecção da tecnologia e da agricultura. Sua extensa formação e experiência em análise de sistemas, automação e computação aplicada a posicionam na vanguarda da pesquisa agropecuária. Como a primeira mulher a presidir a Embrapa Brasileira de Pesquisa Agropecuária (EMBRAPA), uma das mais importantes instituições de pesquisa agropecuária do Brasil, Silvia desempenha um papel vital na moldagem do futuro da agricultura e do desenvolvimento sustentável no país. Seu trabalho não apenas impulsiona inovações tecnológicas no setor, mas também fortalece o compromisso do Brasil com práticas agrícolas sustentáveis e eficientes.

Sonia Consiglio

Sonia Consiglio es una distinguida profesional en el sector de servicios financieros, conocida por su probada trayectoria y habilidades multifacéticas. Especializada en Responsabilidad Social Corporativa, Desarrollo Sostenible, Concientización Ambiental y Comunicaciones Corporativas, juegan un papel crucial como miembro de la dirección en su organización. Reconocida como pionera en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG) por el Pacto Mundial de la ONU, Sonia es una figura influyente en el mundo de los negocios, que combina el éxito financiero con un compromiso sostenible y ético. Su enfoque innovador para integrar prácticas sostenibles en el sector financiero sirve como modelo para líderes y organizaciones de todo el mundo.

Fábio Galindo

Fábio Galindo, actual CEO de Future Carbon Group y cofundador de Mundo ESG, tiene una trayectoria notable. Anteriormente, fue presidente del Consejo de Administración de Águas do Rio y miembro independiente del Consejo de Aegea Holding. Su experiencia incluye trabajar como Fiscal de Justicia en Minas Gerais y Secretario de Estado de Seguridad Pública de Mato Grosso, marcando su carrera con un profundo impacto social. Especialista en Inteligencia del Estado y Seguridad Pública, Galindo también está certificado en Justice & Government por Harvard Law School, en Constitutional Law por Stanford University, y en Legal Risk Management por Boston University. Su legado abarca innovación, liderazgo y compromiso con la sostenibilidad y la gobernanza.